Con la llegada de Windows 8, se introdujeron cambios en todos los aspectos del sistema operativo. En el apartado de la interfaz estas modificaciones se notaron mucho. Una de ellas fue la introducción de una pantalla de bloqueo que, deslizándola hacia arriba, podremos seleccionar nuestro usuario y empezar a usar Windows 8. Pero en muchos casos puede no resultar útil y nos sobra. Hoy os enseñamos a desactivar esta pantalla de bloqueo.

Normalmente, para iniciar la sesión en Windows, debíamos pinchar en nuestro usuario e introducir la contraseña (si la teníamos activada). Con la llegada de Windows 8, la forma de desbloquear nuestro PC ha cambiado.

En esta versión del sistema operativo, antes de elegir nuestro usuario debemos pasar por la pantalla de bloqueo. Si es en un PC deberemos pulsar una tecla o deslizar hacia arriba con el ratón. En el caso de los dispositivos táctiles, lo haremos deslizando con el dedo hacia arriba.

Sin embargo, seguramente muchos usuarios han pensado que esta pantalla de bloqueo es inútil en dispositivos que no son táctiles. Tiene más sentido en los dispositivos que sí lo son. Es por eso que hoy os vamos a enseñar a desactivarla para que no tengamos que volver a pasar por ella.

Desbloquea tu equipo más rápidamente, en reparación de ordenadores en valladolid, te decimos cómo…

Lo primero que haremos será abrir la ventana Ejecutar, pulsando las teclas Windows + R. Escribimosgpedit.msc y pulsamos Aceptar.

Si tenemos una pantalla táctil, pulsamos en el borde derecho y deslizamos con el dedo hacia la izquierda para abrir la barra charm. Pulsamos en Buscar, escribimos gpedit.msc y presionamos en la parte izquierda donde pone gpedit.

En estos dos casos se nos abrirá el Editor de directivas de grupo local. En la parte izquierda nos dirigiremos a la siguiente ruta: Configuración del equipo > Plantillas administrativas > Panel de control > Personalización.

windows 8 desact bloqueo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando hayamos llegado al apartado Personalización, en la parte derecha haremos clic sobre No mostrar la pantalla de bloqueo. Se abrirá una nueva ventana para configurar esta opción. SeleccionamosHabilitada y pulsamos en Aceptar.

Para comprobar los cambios, reiniciaremos nuestro equipo o pulsaremos las teclas Windows + L para asegurarnos de que ya no se nos muestra la pantalla de bloqueo.

La utilidad de la pantalla de bloqueo es en algunos casos discutible. Con estos sencillos pasos hemos visto que desactivarla es posible, para no tener que volver a quitarla cada vez que utilicemos nuestro equipo con Windows 8.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *